Monthly Archives: Noviembre 2016

  • 0

Mi primer ordenador

Tags :

Category : Mis recuerdos

Corría el mes de diciembre de 1986, en plenas navidades, y llegó el primer ordenador a mi domicilio. Nos lo habían comprado mis padres a mi hermana y a mí. En aquellos días contaba con doce años recién cumplidos, y aquel ordenador trajo consigo un montón de ilusiones, un nuevo mundo lúdico muy poco conocido.

En aquella época en España el mercado doméstico de la informática estaba dominado por pequeños ordenadores destinados principalmente a un uso lúdico, basados en el famoso microprocesador Zilog Z-80. El ordenador que nos habían regalado se basaba en aquel microprocesador… era un Amstrad CPC6128 que contaba con una cantidad de memoria poco vista, 128 kilobytes, y contaba con un monitor de color, y una unidad de disco de 3 ½ pulgadas, cuando lo normal era disponer de un interfaz de cinta que cargaba los juegos y programas muy lentamente.

Al principio jugaba con el ordenador, pero después del primer mes comencé a sentir curiosidad por como funcionaba aquel aparato electrónico, y comencé a leer los manuales que habían venido en el embalaje original. Por mis propios medios aprendí a programar en BASIC bastante rápido.

Para reforzar conocimientos me apuntaron a clases de BASIC en una academia de informática, pero ya sabía programar por mis propios medios.

Para el año siguiente ya había cambiado de ordenador, y dos años después ya programaba en BASIC, dBASE, Clipper y Lenguaje C. También había hecho mis pinitos en COBOL.


  • -

El Premio Internacional OX

En Marzo de 2016 fundo un nuevo proyecto creado fuera de mi carrera profesional, en mis momentos de ocio, destinado a ser un lugar importante para la tecnología informática.

En el momento de crear el proyecto buscaba hablar de temas sobre informática de los que no se suele hablar, dar a conocer grandes personalidades de la informática que apenas son conocidas pero que han aportado mucho a la ciencia de la computación, y difundir artículos sobre historia, o hablar de leyendas… todo ello con un estilo propio.

A los pocos meses la web ya era fuente oficial de Google News, y ya contaba con una sección de entrevistas cuyos protagonistas eran importantes personas relacionadas con la informática en los países hispanohablantes.

En el año 2016 llegó la que fue la mayor alegría de los inicios del proyecto, el haber ganado en octubre de 2016 el Premio Web Internacional OX que abarca 21 países hispanohablantes, premio entregado en una gala en diciembre de 2016 en Jalisco (México).

Aquel premio contó con el mérito de ser el único recibido en 2016 por una web en Europa en la categoría de Informática e Internet, y el tercero en Europa de todas las categorías. Y muchos medios de comunicación en España se hicieron eco de ello.

Gustosamente colgué el logotipo del premio con el enlace en la web del proyecto, y creo que es un reconocimiento a una página web que lleva en su interior grandes ideales tecnológicos.


  • -

El Premio iBest 2002

En el año 2002 tenía como proyecto personal fuera de mi trabajo una web que inicialmente se llamó «Bynet-Server.com» y que, posteriormente y gracias al éxito del aquel proyecto, renombré a «TodoEsGratis.net». Aquél proyecto como tal había nacido con una fecha de inicio, y una fecha de fin sin marcar que al final terminó en el año 2005. Entre los años 2001 y 2005 aquel proyecto me dio muchas alegrias, y creo haber aportado muchas cosas interesantes a la comunidad en Internet.

Una de las grandes alegrías que me dio fue el Premio iBest ganado en el año 2002 con aquel proyecto entre 5.600 candidatos. De aquella contaba con 27 años y con mucha fuerza para seguir adelante, y en aquel premio que se celebraba en España, Brasil, y Portugal, gané a páginas web con grandes empresas y multinacionales detrás. Exactamente gané el Premio iBest a la mejor web de servicios de España por votación popular.

En aquellos años en los que profesionalmente todavia estaba empezando y buscaba mejorar profesionalmente hablando, pensé que aquel premio podía ser un empujón. Recibí alguna llamada de una empresa financiera a nivel europeo, de otra empresa de servicios de telefonía móvil, y de los managers de un par de grupos de música de fama nacional y mundial para crear unas páginas webs. Pero los asuntos profesionales no se movieron más allá.

Entonces, con 27 años, supe que para que mi carrera despegara en la parte profesional debía trabajar duro en asuntos ajenos a los de mi parte de ocio. En el trabajo no se evoluciona con los proyectos ajenos a el. Pero el Premio iBest fue igualmente una alegría, y ahí está. Siempre he estado orgulloso por ello.